“No le pidas a un Diseñador que te diseñe un puente; pídele que diseñe una forma de cruzar el agua”

En Colombia no ha habido aún una explicación realmente convincente de la importancia del diseño en el mundo empresarial y, para ser sincero y evitando una falsa pretención, no creo poder hacerla en unas cuantas líneas (y quizás tampoco en muchas), pero al menos intentaré dar algunas claves de los beneficios que puede traer a las empresas un enfoque estratégico de Diseño (u “orientación de Diseño”). La frase con la que titulo esta publicación es una cita de la Diseñadora Zelda Harrison, cuyo perfil se encuentra en la página de AIGA, y quien le da una indicación corta pero precisa a los empresarios e industriales, respecto a las labores que puede desempeñar un Diseñador en sus empresas y cómo éste puede ser un componente clave (sí no EL componente) de la generación de innovación.

El papel del Diseño para la empresa en el mundo ha ido evolucionando hasta su estado actual, en el que hablamos de empresas orientadas en Diseño de principio a fin (como Apple, P&G o Nokia), al igual que empresas que ofrecen el Diseño como un servicio que agrega valor (como IDEO, frog y Droog); Colombia parece no haberse enterado de esto, o al menos no sus empresarios en distintos niveles (MiPyMES, Empresas Familiares, etc.) y siguen asumiendo el Diseño como agregador de valor estético únicamente y como una especie de “lujo” que no se pueden dar. Esa elitización del Diseño en Colombia se ha dado tanto por los Diseñadores, que son sus principales representantes, y no les ha importado en ninguna medida democratizar el Diseño; de igual manera, cayendo en un círculo vicioso, los empresarios se han acostumbrado a tener en el Diseñador un operario más, que en muchos casos funciona más como un bombero que arregla problemas en la marcha, pero ignoran su visión de proyecto y las posibilidades de respuesta que esto acarrea.

“el Diseño debe convertirse en la punta de lanza del desarrollo industrial (y post industrial) en Colombia, y dejar de ser el -hijo bobo- del empresariado”

Es precisamente en este punto donde me gustaría hacer un especial énfasis, pues el llamado es a romper ese círculo vicioso entre empresarios-diseñadores, por medio de acciones pro-activas de parte de ambos bandos. A los empresarios les cabe perfectamente la recomendación que les hace Zelda Harrison, en el que los llama a NO pedirle tareas específicas a los Diseñadores (como diseñar un puente), sino plantearles situaciones complejas (como cruzar el agua) y quedarán sorprendidos de los alcances que sus respuestas puedan tener. A la vez los Diseñadores deben hacer lo posible por trasgredir esas barreras que se les han impuesto para poder hacer evidente el verdadero valor de la profesión, que radica en ser el principal portador de innovación… no en vano, muchas de las escuelas de negocios de EU se están integrando de manera muy profunda con las de diseño. Sí tanto los empresarios e industriales como los diseñadores comienzan a entender los alcances de un enfoque estratégico de Diseño, se conformará una unión que jalonará el desarrollo en el país; el Diseño debe convertirse en la punta de lanza del desarrollo industrial y post industrial (cómo en Holanda, Suecia y Alemania) en Colombia, y dejar de ser el hijo bobo del empresariado.

Artículos Relacionados (en Inglés):

http://www.aiga.org/content.cfm/why-design

http://www.fastcompany.com/magazine/93/design.html

http://www.fastcompany.com/magazine/95/design-strategy.html

http://www.notesondesign.net/inspiration/design/is-business-the-future-of-design-or-is-design-the-future-of-business/



One Comment

  1. Many thanks for the awsome post. I will keep an observation about your own site, i allready saved it to personal list 🙂